Currículo

ccss1Las y los docentes necesitamos, como cualquier otro profesional, planificar nuestra actividad. Esta planificación resulta imprescindible, por un lado, para cumplir con lo estipulado por instancias superiores y contextualizarlo en nuestro entorno, y, por otro, para alejarse del intuicionismo y del activismo. Es lo que denominamos planificación didáctica, que incluiría la programación didáctica, realizada por los departamentos didácticos y la programación de aula realizada por el profesorado para su tarea cotidiana.

Nos vamos a centrar en la programación didáctica, punto de inflexión entre las macroestructuras (Administraciones y centro educativo) y la soledad del y de la docente en su tarea diaria. Empezaremos por aclarar los conceptos. Las diferentes definiciones de programación responden a distintas concepciones de la enseñaza y sus procesos. Por ello, se dice que una programación didáctica puede ser:

  • Una guía de las experiencias que debe tener el alumnado.
  • La especificación de intenciones educativas.
  • Una definición de contenidos.
  • Un plan de actividades.
  • La descripción de tareas y destrezas.
  • El programa de contenidos.

Pero en definitiva ¿qué es una programación didáctica? ¿qué es programar?  Programar es decidir. Aunque hay diferentes acepciones del término “Programar”, en su sentido más amplio se entiende como “Idear y ordenar las acciones necesarias para realizar un proyecto” (RAE. Diccionario de la Lengua Española). La programación, en el contexto pedagógico, es el conjunto de acciones mediante las cuales se transforman las intenciones educativas más generales en propuestas didácticas concretas que permitan alcanzar los objetivos previstos. Entendemos que la “programación” responde a un intento de realizar la práctica pedagógica de tal manera que ésta no discurra de forma arbitraria. Programar, es por tanto, realizar un diseño de cómo queremos orientar la acción antes de que ésta ocurra improvisadamente o de forma rutinaria.

La programación, en definitiva, es el conjunto de acciones mediante las cuales se transforman las intenciones educativas más generales en propuestas didácticas concretas que permitan alcanzar los objetivos previstos de forma planificada y no arbitraria. Programar es, por tanto, realizar un diseño de cómo queremos orientar la acción antes de que ésta ocurra improvisadamente. Los términos programación, planificación, diseño… se refieren al proceso de toma de decisiones mediante el cual el profesor prevé su intervención educativa de una forma deliberada y sistemática.

http://www.logoss.net/uploads/editorial/temamuestra/tema177.pdf

Anuncios