Recorrido urbano e histórico artístico por Priego de Córdoba

 Y DESPUÉS DE LA VILLA DE “EL RUEDO”…NOS VAMOS A PRIEGO

Casco urbano de Priego de Córdoba

Casco urbano de Priego de Córdoba

Se trata de una rápida visita a la localidad de Priego de Córdoba, estructurada desde una perspectiva pluridisciplinar que abarca diferentes aspectos propios de un Departamento de Geografía-Historia. Urbanismo, Arte e Historia irán de la mano en una actividad enriquecedora para nuestro alumnado de 2º de Bachillerato, que tiene así la oportunidad de interiorizar de modo práctico y ameno contenidos estudiados durante el curso en las asignaturas de Historia de España, Geografía e Historia del Arte.

¿Qué visitamos?

Primero, un encuentro con el Arte que nos lleva a tres de los edificios más emblemáticos del conjunto monumental prieguense, la iglesia de la Asunción, el castillo y las Carnicerías Reales.

  • La iglesia de la Asunción.- Admiraremos esta construcción iniciada en estilo gótico-mudéjar en 1525, aunque su imagen actual deriva esencialmente de la remodelación realizada a mediados del siglo XVIII. La puerta plateresca de Santa Ana, el Retablo Mayor -excelente ejemplo del Renacimiento tardío- o capillas como la del Cristo de los Parrillas, presidida por la talla de la primera mitad del Seiscientos atribuida a Alonso de Mena serán elementos clave de la visita, aunque sin duda su eje central ha de ser la Capilla del Sagrario, realizada por Francisco Javier Pedrajas entre 1772 y 1784 y considerada como una de las obras maestras del Barroco hispano, Monumento Nacional desde 1932.
  • El Castillo.- Nos detendremos en esta austera fortaleza de origen árabe reformada en la Baja Edad Media (siglo XIII y XIV, en la que destaca la Torre del Homenaje o Torre Gorda, con una altura de treinta metros, aunque parte de ellos se hallan actualmente semisubterráneos; fue fue declarada Monumento Histórico-Artístico en 1943 y cuya ubicación se encuentra en el patio de armas. La Junta de Andalucía  le otorgó en 1993 el reconocimiento especial entre los castillos de la comunidad autónoma.
  • Las Carnicerías Reales.- Edificio de planta cuadrada, sobresale su patio central, con galerías de arcos de medio punto sobre columnas de piedra y torres con ángulos, de donde sobresale su escalera en espiral, al igual que su portada, evocadora del Manierismo italiano, con columnas, sobre las que se sitúa un frotón triangular; diseñado en el siglo XVI por Francisco del Castillo (1576-1579), cumplía la función de matadero de reses y mercado de carne.

Antes de disfrutar de tiempo libre para el almuerzo aún nos queda una visita muy importante, la de la Casa-Museo de don Niceto Alcalá-Zamora, entre otras muchas cosas presidente de la Segunda República española desde 1931 a abril de 1936. Ubicado en una casa señorial del siglo XIX, el Museo se abrió, tras la donación del edificio por las hijas del insigne político prieguense, tras la constitución del Patronato Municipal que lleva su nombre en octubre de 1993. Distribuido en tres plantas y dispuesto con una clara intencionalidad didáctica, nos sumerge en el personaje y su época, desde su nacimiento en 1877 hasta su fallecimiento en Buenos Aires en 1949, ilustrándonos sobre su infancia y adolescencia, sus primeros pasos en el mundo de la política, sus años de ministro en momentos anteriores a la proclamación de la dictadura primorriverista, su destacadísimo papel en la II República o la dura experiencia de un forzoso exilio. Una oportunidad para conocer in situ los materiales didácticos proporcionados previamente a los alumnos/as y facilitados por la web Priego-Educa para acercar a los jóvenes a la figura de don Niceto, tal com se ha incluido en la información ampliada en este sitio web.

Seguro que tras salir de la Casa-Museo el hambre aprieta y, alimentados espíritu y mente, hora es de que también lo sean los cuerpos. Así que, menos retórica y tiempo libre para el almuerzo, que hay que reponer fuerzas para proseguir nuestra actividad a primera hora de la tarde.

Urbanismo y arte se entrelazarán desde este momento en un paseo por algunos de los más hermosos parajes de la villa de Priego, con especial atención a puntos esenciales como:

  • Fuentes de la Salud y del Rey.– En el lugar del que cuentan las crónicas que se estableció el campamento del rey Alfonso XI y aprovechando una surgencia natural, Francisco del Castillo y Alonso González de Bailén intervinieron en el siglo XVI en el alzado de la manierista fuente de la Salud, con su hermoso almohadillado de mármoles polícromos y la hornacina que cobija una de las devociones marianas más arraigadas en esta zona de Andalucía, la Virgen de la Cabeza. Esta fuente está declarada Monumento Nacional, al igual que la aledaña fuente del Rey, también datada inicialmente en el Quinientos, aunque su aspecto barroco actual procede de los trabajos dirigidos por Remigio del Mármol en 1803. Con sus tres estanques dispuestos en distintos niveles, sus mascarones y escultura central de Neptuno y Anfítrite y el rumor de sus 139 caños es uno de los más hermosos ejemplos de este tipo de construcciones en nuestra región.
  • Vista de la Calle Real, Barrio de la Villa, Priego de Cördoba

    Vista de la Calle Real, Barrio de la Villa, Priego de Cördoba

    Barrio de la Villa y Balcón del Adarve.- El barrio de la Villa, conjunto histórico-artístico desde 1972, no desmerece de otros de sus mismas características tan famosos como la Judería de Córdoba o el Albaicín granadino. Núcleo originario de la población, podremos sumergirnos en el mundo andalusí, disfrutando de sus calles estrechas y sinuosas, con rincones tan encantadores como las plazas de Santa Ana o de San Antonio o las calles Real o Jazmines. A través del Bajondillo llegaremos al Balcón del Adarve, un tajo natural de 55 metros de altura, que cirdunda el Barrio e la villa, desde el que pueden gozarse vistas espectaculares y que en diferentes etapas históricas ha sido clave en la defensa de la población. Seguro que antes de subir a los autobuses casi todos nos detendremos en alguna de sus tres fuentes, en las que un agua siempre fresca se ofrece a saciar la sed del visitante.

Con este paseo daremos concluida nuestra actividad y podremos regresar a casa, sin duda satisfechos y habiendo conocido y aprendido más de una cosa que refuerce nuestro trabajo en el Instituto. Una visita que merece la pena y que queremos compartir con todos los que se acerquen a esta página.

BIBLIOGRAFÍA DE CONSULTA

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: